Ciclo del azufre y del fósforo

El ciclo del azufre y del fósforo

Ciclo del azufre

Pese a que muchas personas tienen la idea de que el azufre es únicamente un elemento químico contaminante, la verdad es que muchos de los organismos vivos lo necesitan para poder estructurar las proteínas que consumen diariamente. Sin embargo, los químicos han podido determinar que el azufre se encuentra en un porcentaje sumamente reducido dentro de la biósfera.

El recorrido del azufre comienza cuando éste es reciclado en las profundidades del mar, donde es llevado hacia la superficie terrestre, para finalmente ser depositado en la atmósfera. Cabe señalar que este ciclo es uno de los más complejos que existen en la naturaleza, ya que enlaza en ciertos momentos a tres de los cuatro elementos fundamentales: el agua, la tierra y el aire.

Como se menciono con anterioridad, su etapa inicial sólo puede darse en medios acuáticos, por ese motivo se dice que “todo empieza en la hidrósfera”. Es aquí donde el azufre se encuentra de manera disuelta en forma de sulfato, el cual es aprovechado por las plantas, quienes en un primer momento lo asimilan y lo incorporan a sus cadenas proteínicas, para potenciar la formación de aminoácidos.

Por otra parte, los animales satisfacen sus necesidades de azufre, al consumir las frutas y vegetales o incluso en algunos casos, otros animales. Posteriormente, en el momento en que estos organismos realizan la digestión, excretan los desechos, los que a su vez son totalmente desintegrados por los microorganismos. Luego de esta etapa, los sulfatos son regresados bien sea a la atmósfera o al agua a manera de ácidos sulfhídricos. Posteriormente, una porción de dichos ácidos, está formada en sulfatos gracias a la acción de las bacterias sulfurosas, algunas de éstas posibilitan a su vez que las plantas puedan absorberlo nuevamente.

Un punto importante a destacar es que no todo el azufre es reintegrado al sitio, ya que una parte permanece en las profundidades de la tierra o del mar en forma de sulfuros de hierro, mientras que otra se une a las zonas pantanosas o volcánicas, dependiendo del ecosistema presente.

El papel que tiene el ciclo del azufre en el medio ambiente, es sumamente significativo, ya que permite que el fósforo pase de un estado insoluble a un estado soluble. Pero de este elemento hablaremos a continuación.

Ciclo del azufre

Ciclo del fósforo

El lugar donde este elemento es más visible, es en las zonas donde existe gran diversidad de rocas sedimentarias. Su ciclo comienza invariablemente en sitios donde se concentran los depósitos de fosfato, generalmente dentro de la litosfera. Ahí ese compuesto cambia su temperatura, debido a los cambios climáticos en el ambiente. Esto ocasiona que se desprenda de las rocas y sea transportado hacia el suelo por la acción del viento, así como por las corrientes marítimas, donde se transforma en una solución.

Después esta solución es absorbida por las plantas, las cuales la emplean como un mecanismo para crear sus tejidos. En la siguiente etapa, los organismos heterótrofos (los animales) consumen las hojas, flores y frutos de dichos vegetales. Cuando éstos últimos mueren o excretan los desperdicios, los fosfatos retornan a la superficie.

Una vez que se hallan en el suelo, con ayuda del agua de lluvia, se infiltran hasta las capas marinas. Una parte de los fosfatos queda atrapada durante el proceso, por eso se dice que algunos de ellos “quedan fuera del ciclo”. Mientras tanto, otra parte sí se reintegra a la vida ecológica. Por ejemplo, la pesca es una actividad que devuelve de manera “natural”, gran porcentaje de los fosfatos. Ya sea por los peces muertos, o el excremento de animales (en su mayoría, aves como las gaviotas) que se pegan a éstos. Esta clase de desperdicios es utilizada, sobre todo por la industria agrícola a manera de fertilizantes.

¿Por qué es importante el ciclo del fósforo?

Recordemos que el fósforo es un ingrediente de vital importancia para el ARN (ácido ribonucleico), el ATP (Adenosín trifosfato) y fundamentalmente para el ADN (Ácido desoxirribonucleico). Para los que lo desconozcan, el ATP es una biomolécula esencial para la obtención y así miramiento de la energía celular. Por esta razón, los organismos deben de poseer fósforo en sus moléculas.

Para finalizar, sólo mencionar que el fósforo también se encuentra ligado a la producción de biomasa, es decir, la cantidad total de materia orgánica que forma a un ser vivo. De ahí su importancia.

Ciclo del fósforo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>