Ciclo del carbono, nitrógeno y oxigeno

El ciclo del carbono, del nitrógeno y del oxígeno

Ciclo del carbono

Al referirnos a este tipo de fenómenos es importante hacer notar que el carbono, se encuentra sujeto a un ciclo geoquímico de gran magnitud, el cual se encarga de regular la transferencia de este elemento en su paso por las distintas capas de la corteza terrestre la biósfera, la atmósfera y por supuesto los mantos acuáticos. El inicio de este ciclo se da cuando empieza a disolverse el dióxido de carbono presente en la atmósfera con el agua de lluvia hasta convertirse en ácido carbónico.

Después la lluvia cuando cae causa erosión en las rocas, principalmente en las que están compuestas por silicatos de calcio. En este punto, el agua transporta iones de bicarbonato-calcio a las corrientes de los ríos hasta desembocar en el océano.

De aquí, son metabolizados por el plancton y otros seres vivientes, quienes los incorporan a sus estructuras óseas. Cuando estos organismos mueren, sus restos son empujados hasta el fondo, formándose partículas de carbonato. Esas partículas son absorbidas por los pequeños espacios que hay en el suelo, para posteriormente por acción de las altas temperaturas ser de nuevo expulsados hacia la atmósfera en forma de dióxido de carbono. Llegado este a paso, el ciclo vuelve a comenzar.

El carbono en el ciclo biológico

Este proceso es el que sustenta la vida en el planeta. En él, las plantas absorben el carbono presente en la atmósfera en lo transforman en energía mediante la fotosíntesis, para luego devolverlo a su lugar de origen. Esta fase cuenta con dos variantes: la oceánica y la terrestre. En la primera, el carbono se encuentra en forma de gas disuelto o cerca a la superficie. Por esta razón, muchos organismos marinos pueden consumir el oxígeno liberado proveniente de las plantas. En la segunda, el agente principal del proceso es la respiración de todos los habitantes de la Tierra. Este ciclo es sumamente importante, ya que el dióxido de carbono es un material que es utilizado especialmente para sintetizar los compuestos orgánicos. Ayuda además en las funciones del crecimiento, desarrollo y reproducción de los seres vivos.

Ciclo del Carbono

El ciclo del nitrógeno

El nitrógeno constituye otro de los elementos indispensables para la vida. Por fortuna es muy abundante, ocupa aproximadamente el 70% de todos los componentes de la atmósfera. Es precisamente ahí donde inicia, luego es transformado en nitrato por el proceso llamado “fijación del nitrógeno”. Esto se da por varias razones, entre las que se encuentran: Por la interacción con las bacterias procedentes del suelo o del mar, por los relámpagos y las grandes tormentas y por las actividades industriales realizadas por el ser humano.

Una vez que el nitrógeno se adhiere a las plantas, éstas obtienen los nutrientes del suelo gracias a sus raíces. Por otra parte, los animales obtienen el nitrógeno, al consumir membranas y tejidos vegetales. Todo ello para poder elaborar ciertas proteínas. El nitrógeno vuelve al suelo en forma de excremento o cuando los organismos mueren. En esta fase los hongos y bacterias degradar los compuestos orgánicos hasta convertirlos en amoníaco. El amoníaco después es transformado en nitritos y finalmente en nitrato.

El nitrógeno es la base fundamental de una buena agricultura, ya que si el suelo presenta las cantidades adecuadas. El tamaño de las frutas y verduras que se siembren será óptimo al igual que su calidad.

Ciclo del Nitrogeno

Ciclo del oxígeno

De acuerdo con diversas teorías y postulados el oxígeno no formó parte desde un principio de la Tierra, sino que hizo su aparición, como resultado de la fotosíntesis de los primeros seres autótrofos. El oxígeno es quitado de la atmósfera por la respiración de los organismos que lo necesitan para obtener energía, partiendo de sustancias orgánicas.

Otra forma de devolver el oxígeno a la atmósfera es cuando éste se descompone en iones de carbonato. Las plantas toman el dióxido de carbono de la atmósfera, así como del agua presente en el ambiente para generar las sustancias orgánicas que les sirven como medio de alimentación. En este proceso tanto los átomos de carbono como los de dióxido de carbono, más el hidrógeno presente en el medio líquido (agua) son transformados en distintos compuestos útiles, mientras que el oxígeno es liberado en forma de dioxígeno (O2).

Es indiscutible que el ciclo del oxígeno está intrínsecamente unido con los seres vivos, dado que prácticamente toda la materia orgánica presente en la biósfera proviene de los procesos fotosintéticos. De igual forma, el oxígeno está presente en la mayor parte de las moléculas orgánicas, llegando a ocupar, por lo menos el 25% del total de los átomos de toda la materia existente.

Ciclo del Oxigeno